bienvenidos

La razón de ser
de la obra de Légaut

En 1970, Légaut terminaba con dos párrafos muy significativos su Introducción a la inteligencia del pasado y del porvenir del cristianismo (Tomo II de su obra principal, El cumplimiento humano). Légaut terminaba sus más de setencientas páginas formulando la razón de haberlas escrito, el ánimo con el que lo había hecho durante ocho años, desde 1962 en que comenzara.

Si, al comienzo de estos dos párrafos, leemos “Légaut” en lugar de“algunos hombres”, y hacemos los cambios de concordancia, comprobaremos que, en efecto, en ellos Légaut expresa cuál fue la razón de ser de su obra y el aire de testimonio que le dio.

[ M. Légaut: en «La obra espiritual», Creer en la Iglesia del futuro, págs. 201-202 ]