bienvenidos

Dificultades del cristiano de origen…

He aquí un texto de 1970 en que Légaut extrae, del recuerdo de sus dificultades como universitario y como cristiano tradicional (para comunicarse de tú a tú con el resto de los hombres), una lección útil para otros. Su falta de carácter detectada en la IIª Guerra mundial no sólo tenía su origen en un medio universitario protegido y privilegiado, tal como podía parecer al leer «Confesión de un intelectual». También tenía su origen, en parte, en un tipo de vida espiritual propia de una religión de creencias, motivada no tanto por la fe cuanto por el afán de seguridad. El valor de sembrar, de pasar, de ocupar el último lugar; el lugar del hombre de a pie, del simple laico; el valor de descubrir ahí el sentido de la propia misión, independientemente de la función; en definitiva, muchos de los términos y de los elementos de Légaut, surgen de esta experiencia, meditada con tenacidad, durante años, buscando su sentido.

[ M. Légaut: «La obra espiritual», Creer en la Iglesia del futuro (1988) págs. 182-196; Introducción a la inteligencia del pasado y del porvenir del cristianismo (París, 1970), págs. 384-393 ]