bienvenidos

Nota sobre la fe

Disponible también en:
[ Légaut por el mismo ]

En 1975, en un libro cuyos lectores Légaut saba que iban a ser sobre todo católicos, pues su título era Mutación de la iglesia y conversión personal, Lgaut sintetiz, una ltima vez, lo que l entenda por fe en s mismo.

Cinco años después de haber escrito El hombre en busca de su humanidad, Légaut hace hincapié, esta vez, no tanto en la «carencia de ser» cuanto en las exigencias singulares e interiores que jalonan el itinerario humano. Este itinerario tiene básicamente tres umbrales: (a) tomarse la vida en serio; (b) dar un carácter absoluto a los compromisos; pero, además, (c), descubrir, más allá de estos compromisos, una exigencia fundamental de carácter absoluto, arraigada en la propia profundidad y que ya no consiste en una mera obediencia o cumplimiento de lo que se espera en general pues abre a una rara y singular combinación de riesgo y de fidelidad.

Légaut expone su síntesis sobre la «fe en sí mismo» en la primera parte de esta Nota sobre la fe. En la segunda parte, de forma asimismo somera, Légaut enuncia el único lugar o contexto en que la expresión «fe en Dios» tiene sentido. Más allá del ateísmo y del teísmo (recuérdese lo que hemos dicho del tipo de lectores previsibles del libro en que esta Nota se inserta), esta expresión sólo tiene sentido cuando se piensa como la otra cara de la «fe en sí mismo».