Boletín
Mayo 2019


SI NO PUEDE VER CORRECTAMENTE ESTE COMUNICADO, POR FAVOR HAGA CLIC AQUI

Queridos amigos y simpatizantes de la Asociación Marcel Légaut:

Continuamos con la tarea de ir subiendo periódicamente a la web los escritos publicados en los Cuadernos de la diáspora (CD) de años anteriores. Esperamos que la recepción de este Boletín sea una ocasión favorable para alguna relectura y para algún descubrimiento por su parte.
Cualquier comentario, reacción o sugerencia que nos envíen será de sumo interés para nosotros.

Domingo Melero
por el Consejo de Redacción de la Web


Desde este momento está disponible, en el CD-12, Textos de Václav Havel, presentados por Mª Antonia Arbós y Lluís Ylla.

Como ya dijimos en la presentación del Cuaderno de la diáspora 12, Václav Havel es «un agnóstico de gran inquietud metafísica y espiritual». El hecho de que Havel se adentre en la cuestión de la fe, reflexione sobre la experiencia del ser o se pregunte por el sentido de la vida del modo que lo hace es una confirmación de mucho de lo que dice Légaut sobre lo universal humano y la vida espiritual.

Ponemos a disposición del lector una amplia selección de textos de Havel, junto con la presentación que hicieron Mª Antònia Arbós y Lluís Ylla que seguro que les interesará. La presentación nos ayuda a situar estos textos en su contexto biográfico, cultural, político y espiritual. El lector de las páginas de Arbós e Ylla descubrirá que la oposición de Havel al totalitarismo es inseparable de su lucha contra la deshumanización, y que su producción literaria no está desvinculada de su inserción en determinadas tradiciones filosóficas. Todo ello hace que Václav Havel sea –lamentablemente– «una originalidad poco frecuente entre los estadistas europeos de la segunda mitad del siglo XX».

En los años setenta y ochenta del siglo XX, la oposición al régimen comunista checo llevó a Havel a sufrir varios encarcelamientos, repetidos y prolongados. La carta semanal que se le permitía enviar no podía tratar abiertamente de asuntos políticos, por lo que debía limitarse a hablar de sí mismo. Siete de los quince fragmentos seleccionados proceden de estas cartas, reunidas en un volumen cuyo título es Cartas a Olga. Otros siete proceden de conferencias y discursos. Y uno (el X) está tomado de su libro El Poder de los Sin Poder.